Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/08/09

Los hermanos argivos

Los hermanos argivos

En la supuesta conversación entre Solón y Creso, en la que el rey interpelaba sobre quién era el segundo hombre mas dichoso después de Telo, Solón le respondió que Cléobis y Bitón.

Estos hombres, que eran hermanos y de Argos, poseían suficientes medios de vida y gran vigor corporal, por lo que eran campeones atléticos. De ellos se cuenta la siguiente historia.

Con ocasión de celebrar los argivos una fiesta en honor de Hera, su madre tenía que ser ineludiblemente trasladada en carro al santuario porque era sacerdotisa de la diosa, la principal divinidad de Argos. Los bueyes que debían subirla hasta el santuario, y que distaba 8 Km. y a gran altura, no llegaron a tiempo. Entonces los jóvenes hermanos, como el tiempo apremiaba, se uncieron ellos mismos a la gamella y arrastraron el carro sobre el que iba su madre hasta allí.

Una vez realizada la proeza a la vista de todos los asistentes, tuvieron para sus vidas el fin más idóneo y en sus personas la divinidad hizo patente que para el hombre es mucho mejor estar muerto que vivo.

Los argivos les felicitaban por su fuerza, y las argivas lo hacían con su madre por tener unos hijos como aquellos. La madre, entonces, exultante por la proeza y los elogios, pidió con fervor a la diosa, de pie ante su imagen, que concediera a Cléobis y Bitón, sus hijos que tanto la habían honrado, el don más preciado que alcanzar puede un hombre. Tras la súplica, y una vez concluidos los sacrificios rituales y el banquete, los muchachos se echaron a descansar en el propio santuario y ya no se levantaron.

Los argivos mandaron hacer unas estatuas de ellos y las consagraron en Delos.

Anuncios

Read Full Post »